sábado, 30 de mayo de 2009

Santa María Picula




A unos siete u ocho kilómetros de Tamazunchale por la carretera que va a Huejutla se encuentra una desviación que lleva a un pueblo que lleva el nombre de este post, Picula es una comunidad pequeña a la orilla del Río Claro, río que nace en el vecino estado de Hidalgo y es un tributario mas del Moctezuma. Mientras uno desciende por los 9 kilómetros de la sinuosa carretera que lleva a Santa María Picula se hace visible el curso del río a través del valle por el cual corre entre manchas de selva y naranjales, de donde destacan los tonos de azul intenso de sus aguas.
Una vez que llega uno a la orilla del río hay palapas o pequeños bohios que la gente del lugar renta a los turistas como si se tratara de alguna playa en cualquier zona de la república. Estas personas aunque algo insistentes, ofrecen comida típica de la zona como los cozoles, que son pequeños camarones pescados en el río, también ofrecen pescado, bocoles y las tradicionales enchiladas que no pueden faltar en la Huasteca. Con los calores que se sienten en la región una coca cola helada o una buena cerveza se antojan mucho para acompañar la comida, que además de todo no costará mas de $50 por persona cuando mucho.
Puede uno pasar un gran día nadando en las aguas frescas del Río Claro, caminando por su rivera y disfrutando del paisaje y la comida local a tan solo 25 minutos de Tamazunchale.

Para los mas aventureros existe otra parte del Río Claro, muy cerca de Santa María Picula en donde no hay servicios para los turistas y la gente se dedica a la extracción de arena del lecho del río, la pesca y la agricultura, lo que conserva el paisaje casi natural excepto por los campos de cultivo. Mas adelante hablaré de este lugar que esta cerca de Tianguispícula.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada